Isla Verde (2014)

Isla Verde fue un proyecto liderado por ARVI que contó con la participación de varias empresas, y fue cofinanciado por el FEP y la Fundación Biodiversidad.

El objetivo del proyecto Isla Verde fue prevenir la contaminación marina y contribuir a proteger la fauna y flora marinas mediante la reducción de la cantidad de desechos vertidos al mar a través de una mejora en la gestión de residuos. Estos desechos afectan a la calidad de las aguas, fondos marinos y a la productividad pesquera y pueden suponer además un problema para la salud de las personas, la seguridad de las embarcaciones y la navegación.